MARBELLAFISIO

fisioterapia

FIBROMIALGIA

Escrito por marbellafisio 11-10-2018 en MarbellaFisio. Comentarios (0)

Hoy nuestro fisioterapeuta Carlos Tomassetti, quiere compartir con vosotros su "Guía fisioterapéutica sobre la fibromialgia: Rehabilitación"

La fibromialgia es un síndrome que desencadena un conjunto de manifestaciones crónicas tales como:

- Dolor generalizado en músculos y articulaciones.

- Rigidez y tensión muscular.

- Cansancio y fatiga.

- Sueño no reparador o problemas de sueño.

- Ansiedad y/o depresión.

- Inflamación en manos y pies

- Hormigueos.

Dicha sintomatología se retroalimenta dando lugar a un bucle donde el paciente siente un dolor crónico a diario que le dificulta las actividades de la vida diaria o la vida laboral. Las causas de este síndrome no están claras actualmente, pero se conoce que en un gran número de casos suele aparecer en aquellos pacientes que han finalizado un proceso reumatológico o un traumatismo. Teniendo en cuenta de que se trata de un síndrome es importante identificar bien los síntomas para diferenciarlo de otras enfermedades con símiles manifestaciones.

Desde la fisioterapia podríamos resumir la fibromialgia de esta manera:


DOLOR + RIGIDEZ + TENSIÓN = CANSANCIO Y FATIGA MUSCULAR  PERDIDA DE MASA MUSCULAR  REDUCCIÓN ACTIVIDAD FISICA

El ejercicio físico como programa de rehabilitación es pues una de las armas más importantes a destacar como mejora en la calidad de vida de aquellos pacientes que sufren de FM. El ejercicio físico controlado provoca una mejora en el sistema cardiovascular, un aumento de la fuerza y resistencia de los músculos y una mejor movilidad articular y flexibilidad. Además, ejerce un efecto importante contra los trastornos de la mente tales como ansiedad y depresión que con frecuencia también sufren dichos pacientes.

Pero no cualquier ejercicio físico es válido ni cualquier intensidad, ya que con frecuencia aquellas personas que lo padecen suelen encontrarse con fatiga en gran parte del día y al realizar una actividad física agravan más su sintomatología muscular. Es pues importante programar y priorizar un buen programa de rehabilitación física para que las mejorías sean exponenciales.

Dicho programa debería tener en cuenta los siguientes puntos:

1.Ejercicio físico aeróbico. El mejor ejercicio sería andar con una velocidad moderada, es decir con una frecuencia cardiaca 60-70%, e intercalarlo entre medios con carga (andar o marcha) y medios en descarga (nadar o bicicleta estática)

2.  Ejercicio anaeróbico con resistencia ligera pudiendo realizar ejercicios con unas quince repeticiones sin mucho esfuerzo. Pudiendo ser de peso libre o con el peso del propio paciente y realizar un entrenamiento funcional.  Se comienza con una continuidad mayor (4-5 días a la semana) y con una carga o intensidad menor. Cuando el paciente se encuentra adaptado al ejercicio físico se disminuye la frecuencia (3-4 días) y se aumenta en intensidad.

3.Ejercicios de flexibilidad para los tejidos blandos siempre después de cada entrenamiento completo para finalizar el proceso.

El otro punto interesante e imprescindible sobre la rehabilitación es la fisioterapia clínica dentro de una sesión de fisioterapia. Dentro de los efectos de una sesión de fisioterapia podemos encontrar multitud de efectos positivos para los pacientes de fibromialgia en las diferentes técnicas:

Terapia manual: efecto analgésico que disminuyen la fatiga muscular local.

Hidroterapia: mejorando los arcos de movimiento articular y la calidad de los mismos.

Estiramientos: impidiendo la rigidez y tensión muscular provocando una mejor recuperación muscular.

Calor – frío: El calor local puede ser muy útil por su efecto analgésico.

Acupuntura: Se ha demostrado que tiene efectividad sobre los puntos dolorosos resultando a una reducción del dolor, ansiedad y depresión.

La combinación de una o más de estas técnicas para el paciente de fibromialgia en una sesión de fisioterapia resulta en una buena manera complementaria al ejercicio físico y viceversa, donde el paciente podría alcanzar con constancia una mejoría en la calidad de vida y en las actividades de la vida diaria.


FISIOTERAPIA EN REEDUCACIÓN CARDÍACA

Escrito por marbellafisio 03-02-2015 en MarbellaFisio. Comentarios (0)

El corazón o miocardio es otro músculo más de nuestro organismo, por tanto, cuando este músculo no está en condiciones óptimas se puede y debe tratar, al igual que tratamos trapecios, cuádriceps o gemelos.

Los pacientes cardíacos necesitan un entrenamiento dirigido para poder soportar un esfuerzo de mayor o menor grado con el fin de mantener la buena salud de su sistema cardiovascular; es en ese entrenamiento donde está presente el fisioterapeuta.

En casos de cardiopatías isquémicas, arritmias, patologías valvulares, infartos agudos de miocardio o claudicación intermitente es necesaria la reeducación al esfuerzo.

Por tanto, podemos decir que la reeducación cardíaca es la intervención que lleva a cabo el fisioterapeuta con pacientes que padecen cualquier tipo de cardiopatía con el fin de mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

Ya en la década de los 60 la OMS (Organización Mundial de la Salud) definió los programas de rehabilitación cardiaca como “el conjunto de medidas necesarias para asegurar a los cardiópatas una condición física, mental y social óptima que les permita ocupar por sus propios medios un lugar tan normal como les sea posible en la sociedad”.

En función de la severidad de la enfermedad podremos dividir a estos pacientes en tres grandes grupos:

·  Los pacientes con alto riesgo y riesgo moderado son tratados generalmente en las unidades de rehabilitación cardíaca de los centros hospitalarios, bajo la supervisión de un cardiólogo y un enfermero además del fisioterapeuta.

·  Sin embargo, los pacientes de bajo riesgo sí pueden tratarse en los centros de fisioterapia bajo la supervisión de un fisioterapeuta.

Ya conoces qué es la fisioterapia cardíaca y debes intuir que un paciente que ha sufrido un infarto, que ha recibido un diagnóstico de insuficiencia cardíaca o que presenta una claudicación intermitente no tiene por qué quedarse en casa y resignarse a no poder hacer esfuerzos. Si te encuentras en alguno de estos casos, consulta con tu fisioterapeuta.

¡Puedes hacer mucho más de lo que crees, no pongas límites a tu corazón!

¿QUÉ ES LA FISIOTERAPIA?

Escrito por marbellafisio 15-12-2014 en MarbellaFisio. Comentarios (0)

¿Qué es la fisioterapia?

La Confederación Mundial de la Fisioterapia definió la fisioterapia como "el conjunto de métodos, actuaciones y técnicas que, mediante la aplicación de medios físicos, que curan previenen, recuperan y adaptan a personas afectadas de disfunciones somáticas o a las que se desea mantener en un nivel adecuado de salud".

Por tanto, el fisioterapeuta es un profesional de la salud diplomado o graduado con formación universitaria que se encarga de la evaluación, tratamiento, intervención y seguimiento del paciente con cualquier tipo de disfunción musculo-esquelética, neurológica, reumatológica, etc.

Cada vez más, se conoce la figura del fisioterapeuta como profesional sanitario. Cuando acude a un médico, en función del tipo de tratamiento requerido será derivado a uno u otro profesional: traumatólogo, cardiólogo, neurólogo…sin embargo, no todo el mundo conoce las diversas espacialidades de la fisioterapia, por eso hoy en nuestro blog se las explicamos.

¿En qué áreas trabajamos?

A continuación te explicamos dónde podemos ayudarte:

-Fisioterapia musculo-esquelética: el fisioterapeuta es, por definición, el profesional sanitario que trata con movimiento; por tanto, se encarga de las alteraciones del movimiento, tanto en exceso como por defecto. Podemos ayudarte en problemas agudos, pero existe un gran campo de actuación en los procesos crónicos que tienen lugar en el cuerpo a consecuencia de traumatismos, sobreesfuerzos, etc.

-Fisioterapia neurológica: el fisioterapeuta tiene un gran papel en el tratamiento de las lesiones del sistema nervioso central y periférico como son los ictus, Párkinson, Esclerosis Múltiple, lesiones nerviosas periféricas, etc.

-Fisioterapia pelvi-perineal: la fisioterapia puede ayudarte en problemas de incontinencia urinaria, prolapsos, incontinencia fecal, estreñimiento, preparación y recuperación antes y después del parto.

-Fisioterapia pediátrica: el fisioterapeuta se encarga de la valoración y tratamiento de trastornos desarrollados durante la infancia, en casos de prematuridad, problemas respiratorios, retraso psicomotor, tortícolis muscular congénita, escoliosis, etc.

-Fisioterapia en la prevención de la enfermedad: tu fisioterapeuta puede guiarte acerca de los hábitos posturales saludables que te ayudarán a prevenir lesiones.

-Fisioterapia post-cirugía: en casos de linfedema, liposucciones, etc. la fisioterapia trata principalmente a través del drenaje linfático manual, tratando las complicaciones derivadas de estos procesos, así como las limitaciones de movimiento que normalmente se producen.

- Fisioterapia cardio-respiratoria: el fisioterapeuta puede ayudarte en casos de enfermedades respiratorias, como asma, EPOC, fibrosis quística, así como en la recuperación tras intervenciones que afectan a la caja torácica (cirugía cardíaca, abdomino-torácica). Además, en problemas cardíacos se establecen programas de recuperación y educación para los pacientes afectados.